Fan




El sistema actual es una máquina de hacer fanáticos ¡Cómo le gustan al sistema los fanáticos! Adormecidos ojos ciegos llenos de humo talmúdico. Desenfrenada e ilógica pasión que carece de sentido alguno salvo el de aletargar la Humanidad. El fanatismo es ciego, sordo y desaforademente bocón pero por sobre todo inconsciente.

La fascinación es un estado de nuestra exquisita máquina biológica para que toda nuestra atención intelectual este puesta en una acción que estemos realizando y asi asegurarse que esa acción se realice correctamente. Ensimismados, hechizados nuestro universo se sumerge en ese acto que estamos disfrutando. El sistema actual, una vez más, utiliza funciones de nuestra máquina que nosotros desconocemos para transformarnos en idiotas a su beneficio usando una vez más el desconocido por nosotros centro emocional inferior.

Desde el comienzo de nuestra existencia en este mundo actual somos sistemáticamente mal educados en el uso de las energías. La educación de la sociedad hoy mantiene la inconsciencia, NO educa para la consciencia. Esa mala educación en el uso de las energías hace que nuestros procesos energéticos sean obviamente incorrectos y obtengamos soledad, culpa, tristeza, angustia que la fascinación diseñada cabalisticamente promete llenar. Promete como político democrático liberal porque eso nunca pasa. El boludito de turno nos parecerá algo uauuuu. Nuestro equipo de futbol tiñe de sus colores todo nuestro universo, con tal de llenar todo ese vacio ... Vacio producido por el mal uso de las energías, porque si usamos bien nuestras energías ese vacío nunca existío. Asi de simple. Observemos ... si no fuese por la fascinación que envenena el emocional ¿quién puede ser tan pelotudo de creerse la historia de los jabones, los hornos y las lámparas de pie? ¿Quién puede ser tan pavo de repetir que la democracia es igualdad y justicia? ¿A quién le puede importar el culo de Wanda Nara? ¿Cómo no ver que las leyes que seguimos no son nuestras porque nos quedan incómodas y sufrimos?

El fascinado por la fascinación y el fascinado por fascinar... todos inconscientes. Todos adictos a la mala educación. El que no acepta su fasinación porque cree que esa fascinación lo llevará lejos de sí mismo y su culpa, su angustia, su soledad ... jeje trampita talmúdica porque la mala educación en la miserias producen esas miserias. Bien educados la Vida es otra cosa.

Tavistock que nos conoce como si nos hubiera parido. Es que Tavistock parío al idiota humano inconsciente actual. Somos hijos de Tavistock como los Beatles,  Michael Jackson, Hollywood y la Segunda Guerra Mundial ... los pañuelitos verdes del aborto, los globos amarillos de Macri y los pavotes gurues de facebook y alrededores, al igual que  las estrellitas de turno en el altar de las vanidades. Todos plástcos ilusorios sin sentido ni verdad. Fanáticos marxistas que no pueden ven los gulags, la mentira y la muerte. Fanáticos de Adolf que no pueden ver que él ya no está y que se volvería a morir si ve a las mentes prisioneras enceguecidas con su nombre cuando lo que él buscaba era exactamente lo contrario: liberarlas.

Más que fascinarnos para escapar deberiamos focalizarnos en hacernos cargo de nuestra fascinación. Ahi está la magia real. Podriamos decir que cuando el humano se hace cargo de su estado real el sistema se resetea ... y allí comienza el verdadero juego de Sentir que no necesitamos nada que nos ofrezcan estos muchachos. Que la alegria no está afuera sino que es un producto de una alquimia correcta como el gozo, el alivio, la paz ... Elevemos nuestras mentes y dejemos que el instinto fluya. Seamos Vivos flexibles y no rígidos fanáticos muertos - LPLSH


  








Comentarios

  1. Gracias An. Arduo trabajo darse cuenta que uno no se da cuenta... De allí que no hay que volver de las fronteras de la mente... sino traspasarlas.

    "Pero aceptar que estamos fascinados no es fácil, pues es aceptar nuestra propia mentira de creernos despiertos, y aceptar que el sueño producido por ella es nuestro estado habitual. Por suerte, luego del primer choque, la consciencia se hace cargo del estado de fascinación y comienza la transmutación de las energías que utiliza para su trabajo, aquellos desechos que antes nos perturbaban se convierten en sus opuestos, y la culpa se transforma en gozo, la soledad en compañía, la tristeza en alegría, la angustia en alivio, y la fascinación en despertar." MdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ardúo trabajo sin duda ardúo trabajo salir del hechizo ... decí que elegimos Caminar el Quinto !!! abrazo

      Eliminar
  2. Lo vuelvo a leer y...No puedo evitar la fascinación x este artículo. lo siento An muy mala alumna yo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Qué tiene que ver el bigotito con la Felicidad?

Macri está muerto

Contradicciones contraindicadas.